Declaración de fe

¿Qué distingue a Peacemaker Ministries?

Como ministerio, creemos que la Biblia contiene todas las promesas y principios que se necesitan para la verdadera pacificación. Estos principios están resumidos en la Promesa del Pacificador y están incorporados a cada aspecto de nuestro trabajo y ministerio. También dan lugar a cuatro convicciones centrales que hemos identificado como nuestros elementos distintivos:

La centralidad de Cristo – Creemos que la auténtica paz entre las personas sólo puede encontrarse a través de Jesucristo. Por lo tanto, alentamos a las personas en conflicto a que crean el evangelio y confíen en Cristo, y que dependan fielmente de las promesas y obedezcan los mandamientos que él nos ha dado en la Biblia (ver Juan 14:27; 2 Corintios 5:18-19; Colosenses 3:15-16; 2 Timoteo 3:16).

La responsabilidad de la iglesia – Creemos que la pacificación es un ministerio esencial de la iglesia local, y no una tarea reservada a mediadores profesionales o abogados. Por lo tanto, alentamos a los cristianos a llevar los conflictos sin resolver a la familia de su iglesia, que está llamada por Dios a restaurar la paz mediante la promoción de la justicia y la reconciliación bíblicas (ver Mateo 18:17; 1 Corintios 6:4; Efesios 3:10; Hebreos 13:17).

La necesidad de aconsejamiento bíblico – Creemos que el conflicto destructivo proviene de deseos que luchan dentro del corazón de las personas. Por lo tanto, no intentamos meramente resolver temas superficiales. También aconsejamos a las partes que encuentren su realización en Cristo, renuncien a los deseos y acciones pecaminosos que han contribuido al conflicto, y que busquen la reconciliación genuina con los demás (ver Santiago 4:1–3; Gálatas 2:20; Proverbios 28:13; Romanos 15:14).

El carácter integral de la Palabra de Dios – Creemos que la Palabra de Dios es plenamente autoritativa y completamente suficiente para todos los aspectos de la vida, y que los mandamientos y promesas de pacificación de Dios se aplican a cada conflicto que un cristiano puede enfrentar. Por lo tanto, trabajamos en todo el espectro del conflicto, ayudando a las personas a resolver desde peleas en el patio de la escuela a disputas familiares, conflictos comerciales, divisiones congregacionales y demandas multimillonarias (ver 2 Timoteo 3:16-17).

Declaración de fe

Creemos:

(1) que la Santa Biblia, que consiste en el Antiguo y Nuevo Testamento, es la única Palabra de Dios escrita, inspirada, infalible, inerrante y autoritativa;

(2) que hay un solo Dios, existente eternamente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo;

(3) en la deidad de nuestro Señor Jesucristo, su nacimiento virginal, su vida sin pecado, sus milagros, su muerte vicaria y expiatoria mediante su sangre derramada, su resurrección corporal, su ascensión a la diestra del Padre y su retorno personal en poder y gloria;

(4) que la regeneración mediante el Espíritu Santo es absolutamente necesaria para la salvación de las personas perdidas y pecadoras;

(5) que una persona es justificada por la gracia sola, mediante la fe sola en el Señor Jesucristo solo;

(6) en el ministerio presente del Espíritu Santo que, morando en el cristiano, le permite vivir una vida piadosa;

(7) en la resurrección tanto de los salvados como de los perdidos; los salvados, a la resurrección de la vida, y los perdidos, a la resurrección de la condenación;

(8) en la unidad espiritual de los creyentes en nuestro Señor Jesucristo y su iglesia.